Trucos para aprender más rápido

Aprender rápido es una cualidad que te ayuda a crecer profesionalmente y a ser más eficiente en el trabajo. Pero, todas las personas no tienen el mismo ritmo a la hora de aprender algo nuevo, como un idioma, un programa informático… Si no tienes esa facilidad para aprender de una manera más ágil no te preocupes. Hoy te enseñamos unos trucos para aprender más rápido y desarrollarte profesionalmente con rapidez. Si estás preparándote unas oposiciones te ayudarán mucho para avanzar más rápido.

Todos los días se aprende algo nuevo, ya sea en nuestra vida personal o en el trabajo. Nos pasamos la vida aprendiendo cosas nuevas y sentimos que nuestro cerebro tiene un espacio limitado. Con el paso del tiempo nos damos cuenta de que cosas que sabíamos hacer hace años ahora no las recordamos. Nuestro cerebro va haciendo hueco a cosas nuevas que considera prioritarias y va desechando aquellas que están en desuso.

Para mantener nuestro cerebro sano y nuestra memoria en forma tenemos que mantener una rutina que les resulte beneficiosa. Actividades diarias como dormir bien y las horas necesarias, hacer deporte, comer sano, relajarnos y despejar la mente del trabajo un rato todos los días son cosas muy necesarias para nuestro cerebro y que no cuesta tanto conseguir. Es importante mantener la mente sana para lograr que todo lo nuevo que se aprenda sea retenido.

Resumirlo todo

En el colegio nos enseñaron a subrayar la información relevante, hacer un resumen con ella y luego realizar esquemas con las palabras clave. En la actualidad seguimos aprendiendo de la misma manera. No se trata de memorizar algo, sino de aprenderlo e incorporarlo a nuestra vida. Por ello, captamos primero lo desconocido que vamos a aprender, destacamos lo que es más útil para nuestra vida personal y laboral y recordamos esos conceptos clave que harán que nos recordemos de lo demás cuando sea necesario.

Aprender las cosas a través de acrónimos, siglas o reglas mnemotécnicas facilita que la información se adhiera a nuestro cerebro. Hace que recordemos lo más corto y más importante, y por lo tanto que ocupa menos “espacio” en nuestro cerebro. Y acordándonos del contexto somos capaces de desarrollar toda la idea. Del mismo modo, el uso de los colores resulta beneficioso para la memoria visual o fotográfica

Hacer las cosas de una en una

En el siglo XXI prima la sobreinformación, es decir, recibimos mucha información a la vez de diferentes canales y nos cuesta pensar en una cosa solo. Esto afecta a nuestro nivel de información ya que nos hemos acostumbrado a estar haciendo más de una cosa a la vez. Por ejemplo, estar trabajando y mirando el móvil, o leyendo un libro a la vez que vemos la tele. Este hace que las actividades que realizamos pierdan productividad, ya que tardaremos el doble en terminarlas.

Por lo tanto, tenemos que acostumbrarnos a hacer las cosas de una en una. De esta manera seremos más eficientes en nuestro trabajo y en nuestra vida personal y nos daremos cuenta de que somos más conscientes de lo que hacemos y tenemos más control sobre nuestras actividades.

Escribir para recordar mejor

A veces somos muy confiados con nosotros mismos y pensamos que nos vamos a acordar de todo lo que nos digan. Pero es cierto que al final del día no siempre somos capaces de recordar todo lo que deberíamos sin haberlo anotado, al final solo tenemos un leve recuerdo. Por ello, y aunque en esta era digital nos cuente tanto escribir, es importante dejar anotado todo lo importante a modo de agenda. Una buena forma de trabajar nuestra memoria y nuestra rutina es a través del Bullet Journal, un método efectivo de organización que os comentamos anteriormente en nuestro blog.

Además de recordar mejor las cosas cuando las anotamos, el uso de la escritura incide en el aprendizaje de las personas activando otras zonas de su cerebro. Esto ayuda a que retengamos mucho mejor la información y se convierta en información de calidad, es decir, información aprendida que recordaremos mucho mejor.

A la hora de estudiar unas oposiciones, nos encontramos con mucha información por leer y estudiar. Es imposible aprenderse todo lo contenido en el temario. Por ello tenemos que comprimir la información resumiendo la más importante. De esta manera seremos capaces de acordarnos del contexto y de lo que nos leímos con anterioridad, aunque se nuestro cerebro sólo tengamos guardados los datos más relevantes. Gracias a estos trucos y a la realización de cursos online para opositores serás capaz de superar las oposiciones y hacerte con la plaza que tanto deseas.

En Iberf Formación te ofrecemos una gran cantidad de cursos online para que puedas conseguir la puntuación máxima en tu baremo de oposiciones. Busca tu sector en nuestra web y no esperes más para trabajar de lo que realmente quieres.

15 marzo, 2019

Utilizamos cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.


Usamos cookies de Facebook para personalizar la experiencia del usuario en nuestros canales sociales.

Rechazar
Aceptar