Técnicas de estudio de leyes para las oposiciones de Justicia

La principal dificultad a la hora de estudiar para unas oposiciones de Justicia es la ingente cantidad de información y de leyes que hay que memorizar y procesar. Y claro, en muchas materias puedes aprenderte las cosas “con tus palabras”, pero en cuanto al estudio de las leyes esta ventaja desaparece. Las leyes y los procedimientos recogidos en los temarios de Gestión, Tramitación y Auxilio Judicial deben quedar grabados en nuestra mente de manera literal, porque sólo equivocarnos con un número puede jugarnos una mala pasada. Por este motivo, antes de sentirse bloqueados, muchos opositores buscan técnicas de estudio para leyes de cara a las oposiciones de Justicia.

La legislación es una materia extensa y de escasa comprensión, por lo que, para los opositores que no hayan estudiado derecho previamente, puede suponer un obstáculo.

Consejos para estudiar las leyes

A la hora de sentarnos a estudiar unas oposiciones de Justicia tenemos que tener dos cosas: la Constitución, y un buen temario del programa actualizado. Aunque no hay ninguna Ley ni Procedimiento más importante que otro, es verdad que algunas materias son más repetidas en las preguntas de los ejercicios que otras. Por ejemplo, los Estatutos de Autonomía, la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial. Teniendo en cuenta que estas cuestiones tienen que quedarnos grabadas a fuego en la memoria, vamos a ver una serie de consejos que nos ayudarán en el estudio de las leyes:

  • No sólo basta con leer, sino que hay que comprender. Leer una Ley completa es muy fácil, lo difícil es saber explicar qué nos dice cuando nos paramos a pensar. Para poder aprender algo es muy importante entenderlo. La redacción de las leyes incluye muchos tecnicismos y expresiones a las que no estamos acostumbrados. Si no sabes qué significa una palabra o no entiendes lo que quiere explicar, no te asustes. Lee las veces que sean necesarias cada frase de la Ley y ayúdate de un diccionario si es necesario.
  • Dividir algunas leyes en apartados más pequeños. Nos encontramos con que algunas leyes están cargadas de artículos y pueden llegar a confundirnos. La mejor solución para este problema es fraccionarla en tantas partes nos sea necesario. Es más fácil entender y recordar cada elemento para luego crear el conjunto. Como se suele decir, “no podemos empezar a construir la casa por el tejado”.
  • Reducir la cantidad de texto gracias a esquemas y resúmenes. No vemos igual tener delante 10 folios que un libro de 800 páginas. Cuanto más minimicemos y organicemos de forma visual los contenidos de las leyes más cómodo nos será enfrentarnos a ellas. “Divide y vencerás”.
  • Reforzar los conocimientos con repasos continuos. No sólo es importante repasar tras haber llegado al final del contenido, sino ir realizando pequeños repasos durante el proceso. Por ejemplo, hoy repaso lo de ayer, mañana repaso lo de ayer y lo de antes de ayer…así vamos refrescando los conocimientos anteriores antes de ir añadiendo nuevos.

Pasos que te ayudarán en el estudio de las leyes

  1. Tener las leyes completas. Aunque realices resúmenes y esquemas, ten siempre presente los documentos con las leyes al completo por si te surgen dudas. Intenta memorizar la ley al completo primero y luego apóyate de los resúmenes para recordar.
  2. El preámbulo y la exposición de motivos de cada Ley te ayudará a ponerla en contexto y entenderla mejor.
  3. Redacta fichas técnicas con las leyes estudiadas. Una buena técnica para el estudio de leyes o conceptos es realizar una ficha para cada una de ellas. A modo de tarjetas, recoge la información principal que te dará el empujón para recordar la ley completa. Por ejemplo: el nombre completo de la ley, la fecha, el número de artículos, los títulos capítulos y disposiciones, y los artículos que contiene.
  4. Para las leyes más largas o que te resulten más costosas, dividirlas como comentamos antes. Fracciónalas en las partes que necesites para sentirte más cómodo/a con ellas.
  5. Hacer un listado con cada nueva ley o decreto que vayas aprendiendo. Cuantas más veces escribas y veas escrito el título de una ley mejor la recordarás. Es muy importante entrenar la memoria fotográfica para poder ordenar los conceptos y las fechas en la memoria. En el estudio de leyes es tan importante comprender el contenido como no equivocarse en el continente, es decir, en el número, fecha y título exactos de las mismas.

Si quieres ir todavía más allá y tienes tiempo para formarte, puedes realizar un curso de técnicas de estudio para conocer más trucos que te ayudarán a memorizar las leyes y a mejorar tu capacidad mental. Con Iberf Formación podrás conseguir todos los puntos de la fase de concurso gracias a nuestros cursos de formación de informática, salud laboral e igualdad. Solicita información sin compromiso!


5 septiembre, 2019

Utilizamos cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.


Usamos cookies de Facebook para personalizar la experiencia del usuario en nuestros canales sociales.

Rechazar
Aceptar