Cómo realizar la RCP Básica y Primeros Auxilios

Todos en cualquier momento de nuestra vida podemos vernos en una situación de emergencia. Socorrer a una persona que ha entrado parada cardiorrespiratoria puede ser posible gracias a una formación adecuada. Cada año alrededor de 6 millones de personas sufren una parada cardíaca sin previo aviso. La RCP Básica puede salvarle la vida.

En esta época del año las aglomeraciones son comunes en zonas costeras, festivales, centros comerciales, etc. Es probable que escuchemos la típica pregunta: ¿Hay algún médico en la sala? Puede que no lo haya. Una buena formación en RCP Básica y Primeros Auxilios es crucial para el ciudadano de a pie. Dedicaremos esta entrada a explicar en qué consiste la RCP Básica. También hablaremos de situaciones habituales en verano en las que hay que actuar con primeros auxilios y aconsejaremos que tipo de formación se necesita.

¿Qué es la RCP Básica?

La RCP Básica hace relación a la resucitación cardiopulmonar. Se trata de un conjunto de maniobras realizadas para tratar una parada cardíaca. No precisa equipamiento por lo que puede hacerla inmediatamente cualquier persona que sea testigo del problema. El objetivo principal es, por tanto, mantener la oxigenación mínima del cerebro y de otros órganos vitales para evitar el daño irreversible.

La RCP Básica no es lo mismo que Soporte Vital Básico (SVB). Este último concepto es más amplio. Se necesita conocer el sistema de emergencias sanitarias y actuar rápido por medio de la apertura de la vía aérea.

Cuando nos encontremos con una persona que esté sufriendo una parada respiratoria lo primero que hay que hacer es comprobar si está consciente o no. Dependiendo de esto, actuaremos de una forma u otra. En el curso de formación de Iberf sobre RCP-B y Primeros Auxilios aprenderás a afrontar estos casos. El curso está enfocado a toda la ciudadanía y en particular a los profesionales sanitarios. Es de vital importancia que sepas diagnosticar y reaccionar ante una parada cardiorrespiratoria.

¿Cómo realizar la RCP Básica?

  1. Saber reconocer que se trata de una parada cardiorrespiratoria. Podemos identificarla cuando una persona cae al suelo y no responde. Si no respira ni tiene pulso hay que iniciar una serie de pasos para identificar el problema.
  2. Comprobación de su conciencia. Si la persona responde hay que dejarla en la posición que la hemos encontrado y llamar rápidamente al teléfono de emergencias 112. Si no contesta a tus señales, habrá que colocar a la víctima tumbada con la espalda en el suelo. Luego abrir la vía aérea utilizan la maniobra frente-mentón y comprobar que no hay objetos que le impidan respirar.
  3. Comprobar la respiración. Hay que fijarse en la caja torácica para ver si se mueve.
  4. Iniciar las compresiones torácicas. Realizar serie de 30 compresiones alternándolas con dos respiraciones de rescate. Esta operación se debe repetir hasta que la víctima vuelva a respirar.

Como habrás comprobado, son operaciones sencillas. No obstante siempre hay que realizarlas con conocimiento. Está en nuestras manos poder salvar vidas.

La importancia de saber practicar la RCP

Siete comunidades autónomas de nuestro país obligan a disponer de aparatos desfibriladores en zonas donde se concentran un gran cúmulo de gente o espacios frecuentados por personas sensibles a los paros cardíacos.

¿Quién puede usar un desfibrilador?

No existe una ley a nivel nacional, pero varias comunidades sí que recogen normas de uso en sus propios decretos. Las más restrictivas son Asturias y Andalucía. En estas zonas, solo pueden usar un desfibrilador aquellas personas que posean formación homologada o trabajen en el ámbito sanitario. Otras, por ejemplo Cataluña y País Vasco permiten hacer uso del desfibrilador a personas sin formación siguiendo siempre las pautas que les vaya indicando el equipo de emergencias que esté al teléfono. No obstante, siempre es preferible que se haga cargo de la maniobra personal sanitario o aquel que posea formación de RCP. Puedes consultar la normativa de tu comunidad en este enlace.

Situaciones habituales en las que aplicar Primeros Auxilios en verano

Es fundamental mantener la calma y actuar debidamente ante situaciones difíciles como accidentes o problemas de salud de terceros. Como hablábamos al principio, en verano se producen multitud de circunstancias en las que hay que llevar a cabo primeros auxilios. Hay más gente en la calle, las temperaturas son altas y hay que tener precaución a la hora de viajar. un gran número de voluntarios y socorristas profesionales salvaguardan las playas y zonas muy pobladas que prestando servicios de primeros auxilios.

La profesional sanitaria María del Carmen González Tirado nos recomienda qué en ciertas circunstancias para evitar problemas mayores. No obstante, asegura que es fundamental una buena formación en RCP Básica y Primeros Auxilios para atender en cualquier momento a quien lo necesite.

Cómo actuar en caso de herida y hemorragia

Las heridas superficiales son las más comunes. Pueden producirse por el corte de conchas marinas, roce con la arena… También pueden aparecer rozaduras en los pies debido al calor y el uso de calzado inadecuado, etc. González Tirado recomienda seguir los siguientes pasos:

En primer lugar “limpiar la herida superficial con agua y jabón, luego usar un atiséptico (Clohexidina o betadine)”. Por último colocar un aposito o dejarla al descubierto. No hay que generalizar. Existen muchos tipos de heridas superficiales por lo que es conveniente que el herido acuda a un centro de salud si el corte o la herida presenta un perfil extraño o ha podido producirse con algún elemento metálico. Si la herida es más profunda y “afecta a grandes áreas o tejidos profundos como tendones” es necesario la asistencia profesional.

En el caso de la hemorragia, González Tirado nos recomienda taponar la zona si la hemorragia es leve. En cambio, “si es incontrolable debemos llamar rápidamente a los servicios de emergencia 061”.

¿Qué hacer si alguien se desmaya debido a las altas temperaturas?

“Primero hay que comprobar si es un desmayo por el calor. Luego poner a la persona en un lugar fresco”. Seguidamente la profesional sanitaria nos recomienda quitar o aflojar el exceso de ropa o aquella que esté muy ceñida. “Esto nos ayudará también a comprobar mejor si respira o no. Si respira y está consciente hay que indicarle que respira profunda y relajadamente. Si no reacciona, tendremos que avisar a los profesionales sanitarios lo antes posible”. Puede que se trate de otro problema.

Formación en RCP Básica y Primeros Auxilios

Afrontar estas situaciones no es nada fácil. Sin embargo, una adecuada formación puede ser crucial para salvar una vida. Iberf fomenta la educación ciudadana, por ello oferta un curso homologado destinado tanto para el ciudadano de a pie como para personal sanitario. El objetivo es conocer técnicas de RCP Básica y de Primeros Auxilios. Se trata de un curso formativo totalmente Online de 75 horas. Ayudar está en tu mano. Con nosotros puedes conseguirlo. Puedes consultar el temario en este enlace.

0 respuestas a ”Cómo realizar la RCP Básica y Primeros Auxilios"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.


Usamos cookies de Facebook para personalizar la experiencia del usuario en nuestros canales sociales.

Rechazar
Aceptar